Entrevista a Laura Baena del Club de Malasmadres: “Hacía falta gritar que ser una madre perfecta o una superwoman no es una realidad”

malamadre_def_5

No hace croquetas ni disfraces a sus (buenas)hijas (se encomienda al chino del barrio), odia el parque, no deja de salir con sus amigas a cenar y no le duelen prendas en gritar al mundo que sí, que es #malamadre.

Ella no es otra que Laura Baena, alma mater y fundadora del Club de Malasmadres, una comunidad formada en su mayoría por mujeres jóvenes, de profesiones liberales “con mucho sueño, poco tiempo” y “alergia a la ñoñería”. En definitiva, madres imperfectas que quieren acabar con el concepto de superwoman que nos intenta imponer la sociedad.

Lo que nunca pensó Laura es que el germen de este movimiento, su blog, terminaría convirtiéndose en un auténtico movimiento social en pro de la conciliación que ha logrado recoger 250.000 firmas en campaña #yonorenuncio para solicitar incentivos fiscales a pymes que implanten jornadas continuas con flexibilidad horaria.

¿La fórmula de su éxito? Mucho humor, una importante dosis de talento y haber sabido conectar de pleno con una legión de madres con las que comparte fallos, el día a día y las anécdotas para reírse de todo lo que implica la (bendita) maternidad.

De momento, su insignia, “Soy mala madre” luce en centenares de bitácoras de la blogosfera patria, su cuenta de Facebook aglutina a 147.000 follwers y más de 26.000 siguen sus andanzas en Twitter.

Nada es casual. O al menos eso pensamos nosotros. Laura ha sabido dar con la tecla adecuada, por eso las #malasmadres han traspasado la frontera de lo digital y se han convertido en un grupo de presión que está dando mucho que hablar. Por todo esto y mucho (muchísimo) más hoy es un honor desplegar nuestra alfombra amarilla para recibir a Laura Baena, malamadre jefa al habla, quien además es súper embajadora de MarvelCrowd, algo de lo que estamos muy orgullosos. Bienvenida a tu casa, Ponte cómoda. 😉

– Laura, en primer lugar … ¡¡enhorabuena!! Seguís cosechando premios. El último, el Bitácoras, por delante del mismísimo Cabronazi. ¿Cuál crees que las clave del (súper) éxito del Club de #malasmadres?

– El éxito está en hablar de la maternidad como lo que es, en desmitificarla, en asumir nuestros errores y reírnos de ellos.

– ¿Es el humor la mejor medicina para sobrevivir a la (bendita) locura que es la maternidad?

– El sentido del humor que no nos falte, es el único camino para sobrevivir a la locura del día a día. Reírnos es un bálsamo, aunque a veces es complicado hay que intentar relativizar y poner un poco de humor al día a día para poder llevar mejor las situaciones en las que nos vemos envueltas con los buenoshijos. Todas esas anécdotas son las protagonistas de nuestros TIPs diarios.

1662252_254948111349958_672508705_n

Captura de pantalla 2016-01-28 a las 8.47.23
– ¿Cuándo y por qué nace tu blog, el verdadero germen del club de #malasmadres?

– El club surge de un desahogo personal, de una cuenta en Twitter que decidí abrir una noche de esas de locura, cuando llegas de trabajar, los niños no se duermen y tú lo único que quieres es desaparecer. Esa necesidad personal conectó con una necesidad social, muchas mujeres se sentían de la misma manera y ahí empezó un diálogo con todas ellas que ya va para dos años con una comunidad emocional que supera ya los 130.000 seguidores en Facebook. Todo comenzó lanzando una pregunta: “¿cuál es tu mérito de malamadre? ¿Por qué te canonizarían como malamadre? Cuando me di cuenta de que el modelo de madre perfecta que nos vende la sociedad parecía una broma macabra que sólo te llevaba a la frustración. Me sentía “malamadre” y no era la única.

– ¿Cuándo decides que el blog tiene que dejar de ser un hobby para convertirse en algo más?

– Curiosamente no lo decido yo, a medida que pasan los meses el blog se va haciendo más grande y muchos se fijan en nosotros. Surge la posibilidad de hacer cosas muy chulas y en ello estamos, poniendo orden a todos los proyectos que salen, decidiendo con criterio qué queremos hacer, qué aporta un valor añadido a la comunidad, diciendo mucho que no y trabajando muy duro para poder organizar eventos, luchar por la conciliación e ir creciendo poco a poco nuestra tienda soymalamadre.

Sigo escribiendo y publicando como el primer día sin pensar que hay mucha gente ahí porque si no perdería la esencia

– Hay un momento en el que tu blog no es uno más y que lo que dices gusta y resuena. ¿Cuándo te das cuenta de que puede ser algo grande?

– Creo que una no es consciente nunca de la repercusión hasta que los medios se hacen eco, las malasmadres están ahí apoyando siempre, pero indudablemente, el crecimiento diario del club, la publicación del libro, ya iban apuntando en esa dirección. De todas formas sigo publicando y escribiendo como el primer día. Sin pensar que es distinto o que hay mucha gente ahí, porque entonces perdería la esencia y dejaría de ser yo.

– La comunidad es lo más importante de cualquier blog, pero en el vuestro se lleva la palma. ¿Cómo os comunicáis e interactuáis con vuestras lectoras?, ¿qué parte del éxito radica en ellas?

– Siempre decimos que el club es de todas las malasmadres y es que es así. Para nosotras es muy importante dar respuesta a los temas que preocupan a las malasmadres y que ellas nos hacen llegar por redes sociales, e mail. Asimismo, nuestras colaboradoras son grandes profesionales que preparan con mimo todos los temas para ayudar e informar lo máximo posible. Además, leemos todos sus comentarios del blog y redes sociales, contestamos y estamos pendientes de lo que nos dicen. Nos emociona nuestra comunidad cuando nos apoyan en temas de conciliación, cuando nos votan en un premio o cuando nos mandan sus selfies con nuestras camisetas. Es una pasada recibir todo su cariño y apoyo.

Captura de pantalla 2016-01-28 a las 8.42.13

– ¿Cómo tenéis organizado el trabajo? ¿Con cuántas colaboradoras cuenta el club?

–  El club tiene un equipo de 20 colaboradoras que tocan temáticas tales como la salud, nutrición, psicología, deporte, sexo, estilo y moda, belleza, orientación familiar y humor a través de los ‘Diario de malamadre y bimalamadre’. Pero el equipo de trabajo duro diario sólo lo componen 4 personas, que nos dejamos la piel por hacer crecer este club y que disfrutamos cada día con todo lo que va pasando.

Me siento orgullosa de ser la voz de muchas madres que necesitaban gritar que ser una superwoman o madre perfecta no es una realidad

– ¿Qué importancia tienen en vuestro proyecto las redes sociales? ¿Cuál os proporciona más engagement?

– La verdad es que el club cuenta con un engagement muy bueno, nuestras malasmadres siempre participan de los temas que exponemos. Tanto Facebook como Twitter consiguen esto, quizá los debates más extensos por capacidad se producen en Facebook.
1795703_255955424582560_834124846_n

– ¿Qué sientes cuando te paras, reflexionas y te das cuenta de que malasmadres se ha convertido en un auténtico movimiento social?

– Siento orgullo, alegría, desahogo, porque hacía falta cambiar el concepto de maternidad que teníamos sobre nuestras espaldas, ese modelo de madre perfecta abnegada y reivindicarnos como algo más que madres. Ver como nuestro trabajo y mi experiencia personal han calado en la sociedad, los medios de comunicación y sobre todo en el entorno más cercano es simplemente brutal. De lo que me siento más orgullosa es de ser la voz de muchas madres que se sienten como yo, que necesitaban gritar al mundo que ser superwoman o madre perfecta no es una realidad, que somos madres pero no queremos perder nuestra identidad como mujer y que no vamos a renunciar a luchar por la conciliación.

Imprimir

– El pasado noviembre entregasteis las 250 mil firmas de la campaña #yonorenuncio. ¿Qué respuesta habéis recibido de la sociedad y de los partidos políticos e instituciones?

– La respuesta con nuestro proyecto #concilia13f desde que el 13 de febrero lanzamos la encuesta ha sido impresionante. Hicimos una primera campaña “Si “Julia” no existiera, yo tampoco” para presentar el informe sociológico que llegó a ser trending topic y tuvo muchísima repercusión. Más tarde lanzamos la campaña #yonorenuncio donde el apoyo fue increíble consiguiendo más de 100 mil firmas en 4 días. Nos han escuchado partidos políticos como UPYD y PP. Y hemos tenido la suerte de ser una de las peticiones más influyentes y formar parte de la campaña cambiandolahistoria.org que nos llevó de sede en sede para reunirnos representantes de los partidos políticos.
Captura de pantalla 2016-01-28 a las 8.45.01

Fue una jornada emocionante en la que pudimos acercar los problemas sociales y sentir que nuestra voz cuenta. Tanto Andrés Herzog de UPYD, como Javier del PP se han comprometido a trabajar en nuestro proyecto. Ciudadanos, por su parte, nos mencionaba en su programa electoral de conciliación. Ahora esperaremos muy atentas la próxima legislatura y las medidas que se lleven a cabo.

Si se garantizara que la madre no iba a ser penalizada por quedarse embarazada, no se retrasaría tanto la edad de la maternidad

– ¿Por qué en España ser madre es sinónimo de parón en tu vida profesional? ¿De quién es la culpa?

– La culpa es de la estructura de nuestra sociedad, del sistema patriarcal en el que aún vivimos, en seguir teniendo esa imagen de que la madre es menos productiva por ser madre, de la educación… Y la responsabilidad es de todos los agentes sociales y políticos que deben implicarse para que podamos cambiar esta situación: familia, empresa y estado. Pasa por una concienciación social de verdad, a entender que la conciliación es un derecho de todos, no sólo de las madres, que la conciliación es una responsabilidad social y que es necesario la implicación del hombre. En ese momento, la madre dejará de ser penalizada laboralmente y podremos avanzar.

Antipropositos-BLOG

– La conciliación sería posible si…

– Tantas cosas: si a la mujer no se la penalizara por quedarse embarazada, si hubiera más flexibilidad, si las jornadas de trabajo fueran más racionales, si los padres tuvieran la misma implicación…

–  Según el último informe del INE, la edad media de mujeres españolas que dieron a luz en 2014 se sitúa en 31,8. Parece que tener un hijo antes de los 40 se ha convertido en un auténtica proeza, ¿qué hay que hacer para igualarnos al resto de países de Europa?

– Realmente, muchas mujeres saben que si se convierten en madres su carrera profesional se frenará, entonces postergan la maternidad lo máximo posible. Si esto no fuera así y se garantizara que la mujer no iba a ser penalizada, no se retrasaría tanto.

Se puede ser malamadre sin tener hijos. Solo tienes que sentir que no eres una superwoman

-Descripción de la perfecta ‘malamadre’.

– Tenemos un decálogo, en el que lo explicamos todos, pero sin duda, sacudirse el sentimiento de culpa, asumir que no somos perfectas y buscar momentos para nosotras mismas.

– Situación perfecta para malamadrear…

– Que el buenpadre se quede con los buenoshijos y salir a tomarte algo con las amigas, oxigena el cuerpo y la mente.

1239406_247847742059995_1639164779_n

– ¿Se puede ser malamadre sin haber sido madre?

– ¡Sin duda! ser malamadre es un sentimiento de sentirte fuera de lo establecido, de sentir que no eres superwoman, que no llegas a todo y esto lo comparten muchas no madres, que son seguidoras fieles del club.

– Las malasmadres son superheroínas, ¿cuál es tu héroe o heroína particular?

– Lo escribía hace poco en el blog, para mí lo es mi madre, siempre con una buena palabra, siempre ayudando, ha sido un gran ejemplo para mí. Ella dice que ha tenido sus fallos como todas, pero sobre todo, me quedo con su positivismo, siempre con una sonrisa pase lo que pase. Ahora siempre le echo en cara que no me dijera que el parto dolía tanto…

– No habrías podido ser la malamadre que eres sin…

– Evidentemente sin mis dos buenahijas y sin el buenpadre, sin ellos no hubiera podido llegar a ser lo que soy ahora.

A veces no nos entienden ni nuestras propias madres, pero es muy importante enriquecernos como mujeres además de madres

– Nos gusta mucho tu lema: “Nos importan nuestros hijos pero sin olvidarnos de nosotras mismas”. ¿Nos ha costado mucho romper con esos roles tradicionales que enarbolaban nuestras madres o abuelas?

– Nos ha costado y nos cuesta, somos la primera generación de mujeres que estamos viviendo otra manera de hacer y ver las cosas. Obviamente, muchas veces no nos entienden ni nuestras propias madres, pero es muy importante enriquecernos como mujeres además de madres.

CONCILIA13F-newsletter-607

– Te has convertido en abanderada de un movimiento que, de momento, no ha encontrado techo. ¿Eres consciente de que estás haciendo historia?

– No lo soy, aunque indudablemente me gustaría que esto sirviera para cambiar muchas situaciones y conceptos tan instaurados en nuestra sociedad. Me encanta el lema de la campaña cambiandolahistoria.org “historias que cambian la historia”. Hay que seguir luchando y ojalá algún día sea una realidad.

Las malas madres hemos nacido para luchar así que no hay que tener miedo a la maternidad

– Y por último, un mensaje para nuestras lectoras que quieren ser madres y no se atreven por la penalización laboral que ello puede implicar.

– Pues la experiencia me dice que siempre vamos a pensar que nunca es el momento idóneo, pero en mi opinión es una locura maravillosa. Y al final busca la manera de seguir adelante. A mí me sirvió para decir adiós a una etapa y comenzar otra. Las malasmadres hemos nacido para luchar así que no hay que tener miedo, simplemente demostrar que es posible y unirse al club para no sentirse mal y compartir unas risas

Mil gracias por tu tiempo, Laura. En MarvelCrowd ya sabes que sin haber tenido hijos también somos muy malasmadres 😉 Keep on going!

Fotos: cortesía del Club de Malasmadres

NSN_malamadre1

Sigue los momentos #malasmadres en…

Instagram

Club de Malasmadres

Facebook

Twitter

La tienda

Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.