5 propósitos de año nuevo que todo influencer debe hacerse

Por
Fuente: Pexels

 

Influencers del mundo… ¡vamos a hacernos propósitos! Pero no de esos que abandonamos a la vuelta de la esquina (léase Febrero), propósitos de esos que nos van a hacer crecer y mejorar como profesionales y sobre todo propósitos realistas (en negrita).

Ser influencer, un camino que se labra “partido a partido”

Porque no cabe duda que no hay más tarea del día a día que la tarea de un creador de contenido digital: una agenda organizada, momentos para inspirarse y mucha disciplina son las claves para mantener o hacer crecer lo que ya hemos conseguido.

En este post nos gustaría darte algunas ideas para, por qué no, ser un poquito (o un muchito) mejores que en 2016, ¡toma nota!

1. Mejorar mi engagement

“El principal objetivo de un influencer es aumentar sus seguidores” ¿Verdadero o falso? ¡Falsísimo! Comúnmente caemos en el error de que multiplicar nuestros followers nos ayudará a conseguir más colaboraciones, a ser más populares… y hay parte de razón en ello, pero en lo que de verdad deberías trabajar es en conseguir una audiencia de calidad, fiel e implicada con el contenido que generas. Y el mejor indicador para ello es fijarte en los likes, comentarios y shares de tus posts.

2. Ser honesto y selectivo

Tú eres el mayor responsable de tu canal. Así como el cuerpo es nuestro “templo” (y sudamos en el gym para mantenerlo a tono) tu blog, tu perfil en Facebook, Instagram, Twitter o tu canal de Youtube tienen que ser concebidos de ese modo. No aceptes colaboraciones por aceptar, no te sientas obligado a dar opiniones que no tienes, en definitiva, se totalmente transparente con tu audiencia y contigo mismo. De lo contrario, podrías hasta generar un efecto boomerang…

3. Aumentar la calidad de mis posts

A tu comunidad le gustan tus posts. Unos tienen más éxito, otros menos, pero “bah”… ahí te mantienes. ¡Error! Tienes que ser más exigente contigo mismo y tratar de mejorar día a día. También tener una premisa en la mente: mantener una periodicidad siempre que eso no implique perder calidad, o lo que es lo mismo, currarse el contenido que uno publica es más relevante y efectivo que publicar mucho por publicar.

4. Explotar nuevos terrenos y técnicas

Un poco en relación con lo anterior está este punto: el salir de la zona de confort. Genera nuevas secciones en tu canal de Youtube, prueba otro enfoque en las fotos para tu Instagram, escribe algún post en tu blog sobre una temática que nunca has tratado. En definitiva, en toda relación (ya sea de pareja, amistosa… o entre influencer y seguidor) la rutina y el aburrimiento no son buenos compañeros, así que testea a tu audiencia y testéate a ti mismo explorando nuevas facetas.

5. Relacionarme con mi comunidad y mis colegas

Tú eres tú. Tú canal, tú forma de locutar, tú forma de posar, tú forma de escribir, tú ego, tú y tú y solamente tú… ¡pues no! Si algo de bonito y enriquecedor tiene este mundo influencer es el hecho de poder conocer a gente interesantísima y con muchas cosas que aportar. Invita a gente a tu “casa”, colabora con tus compañeros de profesión, asiste a eventos interesantes, participa en iniciativas (como en las que siempre os intentamos liar desde MarvelCrowd) y no te olvides nunca de mantener un feedback vivo con tu comunidad: tus fans.

¿Nos hemos dejado algún propósito? Estaremos encantados de recibir todas vuestras ideas y sugerencias en comentarios, tanto en este post como en nuestras redes sociales (¿aun no nos sigues? ¿qué estás haciendo con tu vida? :P).

Estás a tiempo de organizar mejor tu año con nuestro calendario solidario “Instagram Dona Médula”, que aunque quedan poquitos, aun estás a tiempo de comprar en este site.

¿Nos vemos en el blog este 2017, verdad? Hope so!

Marta Celada
Por

Periodista, publicista: call me storyteller. He pisado gabinetes, radio, tele, prensa… pero oye, que me gusta a mi un Interné. Creo en que el hombre-velocidad se adhiere el encuadre centrípeto a su propia fisicidad. Así que aquí sigo, mientras dure la fiesta. ¡Ah! y soy blogger (Debí haber empezado por ahí).