Hacemos Youtube Rewind: Los youtubers mejor pagados de 2016

Por

Youtube se ha consolidado como una de las mayores industrias audiovisuales este 2016 y sus creadores de contenido gozan cada vez de más popularidad… y mayores ingresos.

Recientemente Forbes ha publicado su lista de los Youtubers mejor pagados y no podíamos dejar acabar el año sin repasarla en el blog.

Los Youtubers mejor pagados de 2016

PewDiePie (15 millones de dólares)

Roman Atwood (8 millones de dólares)

Lilly Singh (7,5 millones de dólares)

Smosh (7 millones de dólares)

Rosanna Pansino (6 millones de dólares)

Tyler Oakley (6 millones de dólares)

Markiplier (5,5 millones de dólares)

German Garmendia (5,5 millones de dólares)

Rhett and Link (5 millones de dólares)

Colleen Ballinger (5 millones de dólares)

Youtubers hispanoamericanos mejor pagados

A pesar de que en la lista de Forbes solo se cuela un youtuber hispanohablante (Hola Soy Germán) el portal gananci.com ha confeccionado su propia reseña de los creadores hispanoablantes más cotizados.

En la misma, tiene en cuenta la información de visualizaciones por vídeo y suscriptores por cada canal proporcionados por YouTube y Google AdSense, dejando fuera las posibles colaboraciones con marcas que hagan los youtubers.

Ahí van:

German Garmendia (43.000 dólares al mes)

El Rubius (22.000 dólares al mes)

Werevertumorro (20.000 dólares al mes)

Yuya (18.000 dólares al mes)

Vegeta777 (17.000 dólares al mes)

Willyrex (15.000 dólares al mes)

EnchufeTV (14.000 dólares al mes)

DrossRotzank (13.000 dólares al mes)

Luisitorey (7.000 dólares al mes)

Whatdafaqshow (6.000 dólares al mes)

 

¿Está en la lista alguno de vuestros youtubers favoritos? ¿Aspiráis a llegar algún día a sus niveles de ingresos? Nosotros mientras soñamos nos consolaremos con mucho turrón…

Marta Celada
Por

Periodista, publicista: call me storyteller. He pisado gabinetes, radio, tele, prensa… pero oye, que me gusta a mi un Interné. Creo en que el hombre-velocidad se adhiere el encuadre centrípeto a su propia fisicidad. Así que aquí sigo, mientras dure la fiesta. ¡Ah! y soy blogger (Debí haber empezado por ahí).